El paraíso en el mar

Aprovecho que estamos en plena tormenta, para hacer una entrada rápida sobre uno de los temas que voy estudiando durante mi estancia en Okinawa.

DSC_0485

Me sorprendió mucho el hecho que no tuvieran las mismas creencias que en Japón, pues el Shinto y el budismo sólo se practican en un porcentaje excesivamente reducido. Hay que decir que la población en su mayoría es bastante supersticiosa, en mayor medida la gente mayor. Eso provocó que durante la adhesión a Japón se promoviera el fin de dichas costumbres, pues se creían ligadas a culturas de tipo primitivo.

A quien se le consagra culto no es en la mayoría de veces a una deidad preexistente, sino que son los ancestros (padres, abuelos) de cada familia quienes después de pasados 33 años se convierten en auténticos dioses protectores.

Os preguntaréis ¿Por qué 33?

La respuesta se encuentra relacionada con un proceso ritual, el cual se centra en los años que tardan los difuntos en subir las escaleras que llevan al paraíso.

¿Dónde van las personas fallecidas? ¿Hay cielo/infierno?

Más allá del mar se cree que existen los dioses a diferencia de las culturas occidentales, dónde miramos siempre al firmamento. La felicidad siempre viene del mar. Ciertamente es verdad (valga la redundancia) pues uno de los principales motores económicos se encuentra en el océano (pesca,desalinización de agua, etc.)

DSC_0568

Así pues, una vez al año los dioses regresan a la tierra para dar bendiciones a la población.

volviendo a los antepasados, una vez que éstos regresan para proteger a la familia se alojan en la cocina, dónde sólo la mujer puede rezarles (en otro momento hablaremos sobre la posición de la mujer en las islas Ryukyu).

Este acontecimiento sucede los días 1 y 15 de cada mes.

En cuanto a lugares de culto existen en todas partes, pero uno se ha de fijar con atención, con mayor medida si eres un hombre, pues no pueden pasar allí donde hayan lugares dedicados a los dioses.

Estos lugares llamados u t a k i se pueden encontrar en cualquier parte de un parque, o de un territorio donde haya vegetación, normalmente se compone de un árbol central y piedras que lo cercan. En dicho espacio sagrado, se pueden ver incluso monedas y toda clase de ofrendas.

Hay dos tipos, el que se encuentra en medio de la ciudad con normalidad y el otro que se encuentra dentro de cuevas mirando al mar (donde se cree que las mujeres tienen poderes especiales).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s